No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

miércoles, 19 de mayo de 2010

algunas flores

A pesar de que existen estupendos blogs dedicados a la flora de Extremadura y de otras comunidades autónomas no he podido resistir la tentación de mostrar aquí algunas flores que he fotografiado durante esta explosiva primavera. Algunas como la flor de la jara o del cantueso son muy comunes y por lo tanto fáciles de observar. Otras son, al menos para mí, autenticas rarezas. Me refiero a las peonias, plantas desconocidas también para la mayoría de la población. Pero todas ocupan su lugar en la Naturaleza, alegrandonos la vista y el olfato, y prestando sus servicios a insectos, aves y otros bichejos...
Dedalera. (Digitalis purpurea). Esta planta es conocida, según la zona, con los curiosos nombres de dedal de la reina o chupamieles. Se desarrolla de manera espontanea preferentemente en zonas montañosas aunque también es usada en Jardinería. Estas imágenes fueron tomadas en la rocosa ladera del castillo de Benquerencia de la Serena aunque también la he podido observar en el Valle del Jerte.

Cantueso. (Lavandula stoechas). Considerada como planta aromática es conocida también como cantahueso o tomillo borriquero y se encuentra distribuida por amplias zonas de Extremadura. En esta ocasión, esta fotografía fue tomada en la umbría de Cabañas del Castillo, donde da color a la agreste ladera por donde se accede a la fortaleza.

Peonia. (Paeonia broteri). Quizás debido a que se desarrolla preferentemente en zonas boscosas y sombreadas es una planta dificil de encontrar. Unicamente he podido observar algunos ejemplares aislados de esta planta con flores grandes y vistosas en Cabañas del Castillo.
Jara pringosa. (Cistus ladanifer). Este arbusto de usos cosméticos y medicinales, crece normalmente en suelos pobres y degradados de manera que coloniza lugares que han sufrido incendios o deforestaciones intensas. La presencia de manchas extensas de jara puede ser indicativo, por tanto, de que algo no va bien. A cambio nos deja el aire impregnado de su inconfundible aroma y su bonita flor. Fotografía tomada en Benquerencia de la Serena.
Majuelo. (Crataegus monogyna). La espectacular floración de este pequeño y espinoso árbol tiene lugar en nuestra zona a finales de la primavera. Posteriormente la flor se convertirá en un pequeño fruto rojizo y dulzón, muy apreciado por la fauna avícola. En esta ocasión tomé la imagen en Santa Cruz de la Sierra.

Sin identificar. Aunque al principio me parecieron orquideas un compañero me comentó que a él le parecían papilonaceas. Para que os hagais una idea, a las papilonaceas o leguminosas pertenecen las retamas, los guisantes o el algarrobo. Estos ejemplares crecen en el Cerro de San Gregorio, en Santa Cruz de la Sierra. Quizás alguno de vosotros conozca el nombre de esta planta...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada