No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

sábado, 17 de junio de 2017

el relieve de las villuercas.



Después de una buena caminata por alguno de los muchos senderos que surcan las Villuercas, es probable que tengamos la ocasión de apreciar el característico relieve apalachense que presenta esta sucesión de sierras. Dicho de la manera más sencilla, este relieve es consecuencia de una serie de plegamientos que ocurrieron hace millones de años y que produjeron un conjunto de elevaciones paralelas, Así, a bote pronto, recuerdo haber contemplado ese curioso paisaje desde el castillo de Cabañas, desde el Risco de las Villuercas o desde las proximidades del Cancho del Reloj, una espectacular formación que guarda en uno de sus abrigos un grupo muy interesante de pinturas rupestres.

En concreto, son cinco las grandes cadenas montañosas que presentan disposición paralelas aunque en la web Villuercas Ibores se puede leer que hay al menos treinta sierras de menores dimensiones. Lógicamente, por el fondo de los valles encajonados entre las sierras discurren distintos cursos de agua, dejando lugares de una tremenda belleza; el río Almonte, el río Ruecas, el río Guadalupejo, la garganta Descuernacabras...

Los ríos villuerquinos, sus bosques de ribera y sus gargantas de aguas cristalinas, sin embargo, se quedan para otra ocasión. Mientras tanto, a la espera de mejores y menos calurosos tiempos, podemos soñar con esas montañas azules que tanto prometen y que guardan entre otras cosas, castillos, acueductos imposibles  robles centenarios e impresionantes desfiladeros.








lorera de la trucha  Pero ¿donde radica la importancia de esta agrupación de loros situadas en el término municipal de Alía (Cáceres)? Pues precisamente, en su singularidad, pues los loros, según los expertos  muy escasos hoy en día, eran  árboles muy abundantes hace tres millones de años, cuando la humedad y la temperatura en la zona eran más elevadas que actualmente






roble de la nava. El Roble de la Nava es un monumental ejemplar de Quercus pyrenaica que se encuentra en una preciosa dehesa situada en la bonita y estrecha carretera que une Berzocana y Logrosán. Según la cartelería próxima este roble melojo o rebollo tiene una edad aproximada de 400 años, un diámetro de copa de 29 m. y un perímetro de tronco de 4.55 m. La altura total es de 19 m.

algunos lugares que hay que conocer en las villuercas Hace años que, por fortuna, el geoparque de las Villuercas no deja de proporcionarnos agradables sorpresas. No es que seamos unos asiduos del citado geoparque pero de vez en cuando, dos o tres veces al año, nos gusta hacer senderismo por su interior para conocer la diversidad de sus paisajes, disfrutar de la valiosa arquitectura popular que conservan sus pueblos o seguir los rastros que la Historia nos dejó.


La pasada primavera hicimos una pequeña y agradable excursión, aguas abajo del Embalse del Cancho del Fresno, por el bonito desfiladero que el río Ruecas excavó pacientemente hace millones de años. El objetivo principal era conocer las pinturas rupestres de la Cueva de Álvarez o Cueva Chiquita.






Desde entonces siempre habíamos tenido aparcada esta excursión hasta que por fin, hace unos días nos acercamos a Campillo de Deleitosa y recorrimos casi en su totalidad el acueducto de 5 Km de  longitud, que discurre a media falda de la garganta Descuernacabras.




cabañas del castillo. cáceres.
Mas, para mí, la verdadera joya y la sorpresa más agradable es el lugar conocido como las Apreturas del río Almonte. Se llama así a una zona por donde el río, (que baja impetuoso desde su nacimiento, el Pico de las Villuercas) transcurre encañonado, tras miles de años erosionando la piedra cuarcítica.






los seis músicos de guadalupe
Si habéis estado alguna vez en Guadalupe, tal vez os hayáis fijado en las dos grandes puertas de bronce que guardan el acceso a la iglesia del monasterio, y en las figuras repujadas en medio relieve que representan diversos pasajes de la vida de Jesús, desde la Anunciación del ángel a María hasta la Resurrección.



pinturas. rupestres del cancho del reloj. solana de cabañas. cáceres. Por desgracia, el paso del tiempo y los líquenes han deteriorado bastante las pinturas y algunos motivos han desaparecido o muestran un gran descoloramiento. Aun así, se pueden apreciar algunas figuras antropomorfas, entremezcladas con puntos y rayas, seguramente producidas por el deslizamiento de las yemas de los dedos embadurnadas de óxido de hierro mezcladas con grasa animal y/o pigmentos vegetales.

domingo, 4 de junio de 2017

atardecer en los barruecos. cáceres.



Ayer por la tarde, revisando fotos antiguas, encontré una carpeta olvidada que contenía imágenes de los Barruecos, ese paraje natural tan visitado y tan fotografiado, gracias en parte a la presencia durante varios años en la zona del artista alemán Wolf Vostel. Criticada por unos, admirada por otros, hoy día la obra de Vostel sigue asombrando, incluso incomodando, a todo el que acerca a los Barruecos. Un lujo, a mi juicio, disponer en Malpartida de un Museo dedicado a la obra de este vanguardista autor...