No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

miércoles, 19 de agosto de 2015

presentación de nebrissen en zalamea de la serena.


El próximo 21 de agosto va a tener lugar la presentación en Zalamea de la Serena de la novela histórica Nebrissen, de la que soy autor. Dicho acto tendrá lugar en la Casa de Pedro Crespo a las 20 horas y está organizado por la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayto de Zalamea de la Serena y por la Asociación Cultural Dystilo, a cuyos responsables quiero agradecer la oportunidad de seguir difundiendo dicha novela.

Posteriormente tendrá lugar la representación teatral de El Alcalde de Zalamea. Como sabéis, desde el año 1994 casi trescientos vecinos participan en la representación de la famosa obra de Calderón la Barca. Actualmente esta obra y las actividades complementarias están consideradas como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Mas información en;
El Alcalde de Zalamea.
El Alcalde de Zalamea. XXII edición.



Por cierto, espero veros a todos por allí...

lunes, 6 de julio de 2015

la lista roja del patrimonio.


La Lista Roja del Patrimonio es una iniciativa de la Asociación Hispania Nostra en la que se recoge aquellos elementos del Patrimonio Histórico español susceptibles de desaparición, destrucción o alteración de sus valores. Por desgracia el número de estos elementos es muy elevado. Solo en Extremadura hay 54 monumentos incluidos en esta vergonzosa lista. La provincia de Cáceres cuenta con 24 elementos en riesgo mientras que la de Badajoz incluye 30.

La buena noticia es que de vez en cuando se retira alguno por haber sido objeto de reconstrucciones (a veces de dudoso gusto y escaso rigor). En Cáceres por ejemplo se ha retirado de la lista el Aljibe de la Casa de las Veletas y la Ermita de San Berto en Hinojal. En Badajoz la iglesia de San Martín en Medellín y el Fuerte de San Cristobal. 

Es de destacar también la desinteresada labor que terceras personas hacen al enviar completísimas fichas a Hispania Nostra dando a conocer la precaria situación de nuestro pasado. Entre ellos sobresale, sin duda, mi amigo bloguero Samuel Rodriguez, gran conocedor de este maltratado patrimonio y autor del Blog Extremadura: Caminos de Cultura. Si no me equivoco, 21 de las fichas que aparecen en el apartado de Extremadura en La Lista Roja son obra de Samuel. 

La mala es que existen numerosos elementos, abandonados e invadidos por la maleza, que no aparecen en esta lista pero que pudieran ser perfectamente incluidos; preciosas presas antiguas, (Zalamea de la Serena, Guadalupe, Campanario, Trujillo, etc.), interesantes molinos de altura (Arroyomolinos de Montanchez) o hidráulicos (recuerdo haber visto molinos de este tipo en el río Almonte, en el río Ortiga, en el río Ruecas, en el Tajo, en el Guadiana, etc.), ermitas, cortijos, palacetes y casas señoriales, impresionantes castillos expuestos a que un temporal de invierno derribe algunos lienzos de muralla, antiquísimos puentes escondidos por la vegetación de ribera...

Eso por no hablar del penoso estado en que se encuentran algunos monumentos megalíticos, algunos abrigos de pinturas rupestres y muchos poblados prerromanos y villas romanas, expoliados por los buscadores de tesoros que provistos de detectores de metales y pequeñas azadas nos roban miserablemente los restos que las diferentes culturas dejaron. Yo mismo he podido ver en varias ocasiones, alrededor de castillos y yacimientos, los agujeros y la tierra removida que dejan los expoliadores en su búsqueda. Y que decir del deterioro y desaparición que en algunos de sus tramos ha sufrido la Vía de la Plata en los últimos años. O de las numerosas muestras de gran interés etnográfico (fuentes, norias, eras, chozos, aljibes, lavaderos, zahúrdas, calzadas, etcétera) que aparecen en los campos y sierras, semiderruidas y olvidadas desde que dejaron de tener uso. Y si nos referimos a un pasado más reciente no deberíamos dejar sin mencionar los numeroso restos de de la guerra civil y de la arquitectura industrial que podemos encontrar en determinadas zonas.

Las siguientes imágenes muestran algunos de los monumentos extremeños que aparecen en la mencionada Lista Roja.


Ciudad romana de Lacimurga. Navalvillar de Pela. Badajoz. La última
vez que la visité hace años, presentaba numerosas roturas en el recinto
 vallado, las ovejas pastaban en el interior de dicho recinto, y
 lamentablemente estaba invadido por la maleza y la basura.
Minas de San Nicolas. Valle de la Serena. Badajoz. Antigua mina de wolframio
abandonada y expoliada que se encuentra en estado ruinoso. El wolframio
era un mineral muy apreciado durante la Segunda Guerra Mundial pues
se utilizaba en la fabricación de armamento.
Iglesia del Santo Cristo. Talaván. La actuación desinteresada de particulares ha
dado a conocer la existencia de extrañas figuras pintadas en la cúpula de esta
iglesia abandonada y en grave peligro de derrumbe. Entre ellos
destaca el escritor gaditano Gabriel Cusac.
Castillo de Capilla. Badajoz. De origen islámico, posteriormente fue ocupado por las
órdenes militares y distintos señores. Cuando yo lo visité hace años estaba en estado ruinoso
 y alguno de sus elementos presentaba numerosas grietas. Desconozco si se ha realizado
algún tipo de rehabilitación. Si me consta que durante los últimos años se han llevado  cabo
excavaciones que han dado con restos de calles, casas y muros defensivos medievales
e islámicos.
Convento de San Joaquín. Santa Cruz de la Sierra. Convento agustino situado
en las afueras de esta bonita localidad. Una curiosa historia relacionada con
un pozo milagroso trajo consigo la rebelión del pueblos y el abandono del
convento por parte de los monjes.
Palacio de los Pizarro, Conquista de la Sierra. Cáceres. Construido por los
 Pizarro, todavía conserva esgrafiados, una escalera de caracol y un escudo
de la todopoderosa familia. Estado de ruina progresiva.
Puente romano. Alcántara. Cáceres. Increíblemente este gran puente, emblema
de Extremadura, aparece en la lista debido a desgastes y daños en pilares, arcos
y sillerías, agravados por la falta de mantenimiento.
Castillo de Trevejo. Cáceres. De origen islámico, fue reformado en el siglo
XV. Muy interesantes las tumbas antropomorfas excavadas alrededor del
castillo y los abundantes elementos constructivos que se pueden observar.
Castillo de Peñafiel o de Racha Rachel. Esta fortaleza, situada al borde de un
impresionante tajo excavado por el río Eljas, fue construida en el siglo XIII
y posteriormente reformado por la Orden de Alcántara. Presenta elementos
 defensivos muy característicos de los castillos de esa época.

Como os decía, La Lista Roja está incompleta. Por todo el territorio extremeño existen numerosos elementos que necesitan una rehabilitación o consolidación urgente porque son testigos de la Historia y presentan particularidades que deberían ser conservadas y transmitidas a nuestros hijos y nietos. Estos son algunos de ellos. Por desgracia hay muchos más.

Berrocal de Trujillo. Cáceres. Berrocal de gran belleza en los alrededores
de Trujillo que cuenta con numerosos atractivos históricos y naturales;
altares neolíticos, molinos de viento, zahúrdas, etcétera.
Berrocal de Trujillo. Cáceres. Dentro del Berrocal se encuentra también este
lavadero de pilas de granito. Hace unos meses pude comprobar que
estaba siendo rehabilitado.
Búnker en Puerto Mejoral. Castuera. La guerra civil dejó en la Serena 
numerosos búnkeres,  trincheras y casamatas, así como algunos puentes 
inacabados. Desde mi punto de vista, estos testigos mudos de la historia reciente 
deberían ser preservados para recordarnos lo que nunca debería volver a ocurrir.
Castillo de Lares. Badajoz. Dominando gran parte de la comarca de la Siberia
se encuentran los restos de una antigua fortaleza templaria y después
 alcantarina. Entre estos restos destacan las ruinas de una ermita, un aljibe
y algunos alineaciones de piedra que señalan la presencia de casas 
y de murallas.
Molinos de Arroyomolinos de Montanchez. Construidos en un lugar de singular
belleza se encuentra este grupo de molinos de altura.  Estos molinos tienen
 la particularidad de ser casi únicos. He podido ver algunos molinos
similares en Trujillo, en las proximidades de la ermita de Santa
Lucia del Trampal y en la Orotava. No he sido capaz de averiguar
si existen molinos con esta tipología en algún otro lugar.
Hospital del Obispo. Geoparque de las Villuercas. Cáceres. Esta antigua
construcción habilitada para dar cama a los peregrinos que se dirigían 
a Guadalupe, se encuentra situado en un valle o nava de gran interés 
paisajístico y ecológico. Hoy día pertenece a un particular.
Estación de Logrosán. La arquitectura ligada a los intentos de desarrollo de una
tierra con  clara vocación agrícola y ganadera. En la actualidad, la totalidad
de las estaciones de la antigua vía férrea Logrosán-Villanueva de la Serena
están abandonadas y expoliadas.
Ermita del Humilladero. Guadalupe. Cáceres. Este es el aspecto que presentaba
antes de ser rehabilitada. En la actualidad presenta un enfoscado que 
impide ver el ladrillo rojo utilizado  por los alarifes moriscos. A mi 
juicio, una desafortunada rehabilitación ejecutada sobre una joya del arte 
mudéjar.
Presa de la Charca de Zalamea de la Serena. Badajoz. Impresionante presa
situada en el corazón de la comarca de la Serena. Está dotada de capilla
 y de un molino hidráulico.
Puente en las proximidades de Feria. Badajoz. ¿Cuánto tiempo resistirá los
envites del agua y del paso del tiempo este modesto puente mudéjar?
Chozo en la Serena. Badajoz. De gran valor etnográfico, este humilde chozo
 es una muestra del gran auge que tuvo la trashumancia en esta comarca 
y en gran parte del territorio extremeño.

martes, 9 de junio de 2015

la obra del arquitecto aníbal gonzález en extremadura.

Hace unos días mostraba en este blog una réplica de la Giralda de Sevilla conocida como Giraldilla o Giralda de Badajoz. Esta curiosa réplica, situada en la pacense Plaza de la Soledad, está considerada como uno de los exponentes extremeños del regionalismo andaluz que trajo, a partir de la segunda década del siglo XX, algunos edificios de este tipo a Extremadura. 

Uno de los máximos precursores de este estilo fue el arquitecto sevillano Aníbal González. Entre otros edificios su ciudad natal le debe la Plaza de España, el Pabellón Mudéjar (hoy día Museo de Artes y Costumbres Populares), el Pabellón Real o el Pabellón de las Bellas Artes (actualmente Museo Arqueológico). Como sabéis tal profusión se debió a la celebración en Sevilla de la Exposición Iberoamericana de 1929. 

Monumento a Aníbal González, frente a la Plaza de España de Sevilla,
una de las obras más conocidas de este arquitecto.
Pabellón Mudéjar. Plaza de América. 

Pero Aníbal González también dejó algunas obras fuera de Sevilla y su provincia. Así en las provincias de Huelva, Cádiz y Málaga se conservan innumerables edificios atribuidos al afamado arquitecto. Igualmente en Extremadura hay tres edificios atribuidos al genio sevillano; La Jabonera de Villanueva de la Serena, las Poyatas en Palomas y el Círculo Mercantil y Agrícola de Almendralejo.

De La Jabonera, restaurada hace algunos años, solo se ha conservado la parte residencial. Del resto, donde se fabricaba jabón y más tarde glicerina para la confección de explosivos, no queda ni rastro puesto que cayó víctima de la piqueta no hace demasiado tiempo. 

Como os decía en un artículo dedicado a la arquitectura industrial de la Serena y las Vegas Altas, la fábrica de Jabones Gallardo fue fundada por el industrial José Gallardo, siendo en su origen un pequeño taller artesanal. Posteriormente alcanzó un gran esplendor durante la Primera Guerra Mundial, gracias a la gran demanda de glicerina, utilizada en la fabricación de explosivos. Tras el fallecimiento de su fundador, la fábrica decayó paulatinamente hasta el cierre definitivo del complejo industrial a mediados del siglo XX. Hoy día alberga dos concejalías y numerosos actos culturales.

La Jabonera. Villanueva de la Serena.
La Jabonera. Detalle de la parte alta de la fachada principal.

Otro de los edificios atribuidos a Aníbal González es el conocido como Las Poyatas. En este caso se trata de una residencia rural, situado entre las localidades de Alange y Palomas. Precisamente esta casona me llamó la atención mientras una mañana de niebla cerrada circulaba entre ambas localidades. De pronto, entre la niebla surgió la fantasmagórica figura de las Poyatas y no pude resistirme a parar el coche y hacer unas cuantas fotos. Eso si, desde la lejanía puesto que la alambrada de espinos que protege la finca  impidió acercarme todo lo que yo hubiese querido.

Después, preguntando aquí y allá y buscando información en diversos medios supe que dicha residencia había sido utilizado tras la finalización de la guerra como sanatorio de tuberculosos.


Las Poyatas, palacete modernista situado entre Palomas y Alange.
Entre el inequívoco paisaje extremeño de pastos y retamas
 surge este singular edificio...

Como nota curiosa, señalar que en la cercana localidad de Oliva de Mérida existe un edifico llamado Las Zapateras, "gemelo" de Las Poyatas del que apenas he podido recabar información sobre la fecha de construcción ni sobre el arquitecto que lo diseñó.

Las Zapateras, palacete que presenta unas características constructivas
muy similares a Las Poyatas.

Del tercer edificio, el Círculo Mercantil y Agrícola de Almendralejo, no os puedo mostrar fotografías, pero si os puedo decir que en el artículo "Arquitectura Pública en Almendralejo" de María del Mar Lozano Bartolozzi y Moises Bazán de Huertas hay bastante información sobre el citado edificio. Realmente no está claro si fue Aníbal González el autor de este edificio puesto que ante el retraso que acumulaba a el proyecto se tuvo que recurrir a otro arquitecto de fama en Sevilla; José López Sáes. Otras fuentes, sin embargo, no dudan en señalar a Aníbal González como autor de los planos. En cualquier caso los autores antes citados opinan "que hay que definir la fachada con el término de eclecticismo estético en la que hay un juego equilibrado de líneas horizontales y verticales más los vanos rectos y circulares. Los muros son abujardados. En las enjutas de los arcos de los pisos principal y segundo y frisos, hay decoraciones con cerámica policromada..."

Ya os digo, sobre este y otros importantes edificios almendralejenses podéis encontrar amplia información en el artículo "Arquitectura Pública en Almendralejo".

Artículos relacionados en este blog:


dos palacetes modernistas en tierra de barros.
En principio estaba destinado a lugar de recreo de una adinerada familia, pero después de la guerra civil, ante una grave epidemia de tuberculosis, fue cedido por los dueños para que fuera utilizado como sanatorio, al parecer hasta los sesenta del pasado siglo. Es de suponer que sus paredes encierran, por tanto, muchas historias de sufrimiento y dolor...


Hace unos días tuve la ocasión de pasear por la recién remodelada Plaza de España de Sevilla y de hacer algunas fotografías. Seguro que muchos de vosotros habéis estado allí e incluso tendréis fotos de esta preciosa plaza o de algunos rincones del Parque de María Luisa. Seguro también que os habéis detenido delante de los azulejos hechos en Triana que representan a todas las provincias españolas.
arquitectura industrial y patrimonio minero. vía férrea guadalupe-villanueva de la serena, minas de logrosán y otros restos de industrialización.
A pesar de la marcada vocación ganadera y agrícola que tradicionalmente ha tenido la mayor parte del territorio extremeño, en determinados momentos hubo ciertos focos de industrialización que deben ser destacados, tanto por el crecimiento demográfico y económico que produjeron, como por las muestras de arquitectura industrial y minera que estos proyectos dejaron.




la giralda. badajoz.
Siempre me ha llamado la atención la existencia en el centro de Badajoz de una réplica de la Giralda de Sevilla. La verdad es que nunca me había parado a fotografiarla pero hace unos días, mientras paseaba por las calles más céntricas de Badajoz, tuve la oportunidad de hacer varias fotos con el móvil. 

domingo, 17 de mayo de 2015

la giralda. badajoz.


Siempre me ha llamado la atención la existencia en el centro de Badajoz de una réplica de la Giralda de Sevilla. La verdad es que nunca me había parado a fotografiarla pero hace unos días, mientras paseaba por las calles más céntricas de Badajoz, tuve la oportunidad de hacer varias fotos con el móvil. Después, cuando tuve ocasión, busqué en la red y averigüé que dicho edificio había sido construido en 1935 por encargo del comerciante Manuel Cancho Moreno.



Monumento del cantaor Porrina de Badajoz. Plaza de la Soledad.
 Al fondo, el edificio de Almacenes La Giralda.

Como se puede apreciar en las imágenes el edificio presenta un estilo regionalista muy parecido a muchas otras construcciones que surgieron de la mano del arquitecto Aníbal González con motivo de la Exposición Iberoamericana celebrada en Sevilla durante el año 1929. Resumidamente, este estilo se caracterizaba por el empleo de elementos con reminiscencias mudéjares y el uso de materiales tradicionales de la zona. 

Sin embargo, a pesar del gran parecido entra la Giralda y la Giraldilla, hay muchos aspectos en los que difieren considerablemente; el color, la altura, el empleo de materiales muy distintos en uno y otro edificio y sobre todo, la época de construcción. Se estima que el minarete de la antigua mezquita sevillana empezó a construirse en 1184 mientras que la Giraldilla pacense data de 1935.

Por último, como curiosidad, indicar que en la actualidad existen siete replicas más o menos fidedignas de la Giralda en los siguientes lugares; Ecija, Carmona, Kansas City, Arbós (Tarragona), Miami, Chicago y la citada Giraldilla de Badajoz. Hubo otra en Nueva York que superaba en algunos metros al original y estaba coronada por la diosa Diana. Se encontraba en el neoyorquino Madison Square Garden pero lamentable fue derribada en 1925, debido a la deuda que los propietarios tenían con una importante aseguradora. (Fuente; memoriadesevillablogspot,com)


La Giralda de Sevilla era originariamente el minarete de una gran mezquita. Posteriormente,
en el siglo XVI, se añadió el cuerpo de campanas. La altura total de esta torre, incluida su
veleta es de 104,1 metros.
La estatua que corona la Giralda sevillana es en realidad una veleta.
El giro de esta veleta hizo que rápidamente fuera conocida como el
 Giraldillo. Por extensión la torre recibió el nombre de Giralda.
La Giralda de Badajoz o Giraldilla está coronada por una figura
de Mercurio, dios romano del comercio


Hace unos días tuve la ocasión de pasear por la recién remodelada Plaza de España de Sevilla y de hacer algunas fotografías. Seguro que muchos de vosotros habéis estado allí e incluso tendréis fotos de esta preciosa plaza o de algunos rincones del Parque de María Luisa. Seguro también que os habéis detenido delante de los azulejos hechos en Triana que representan a todas las provincias españolas.

domingo, 10 de mayo de 2015

festival de las aves ciudad de cáceres.


Con el objetivo de poner en valor las Zonas de Especial Protección de las Aves (ZEPA) que se encuentran en núcleos urbanos, se va a celebrar una nueva edición del Festival de las Aves en la Ciudad Monumental de Cáceres. Dicho evento tendrá lugar entre el 15 y el 17 de mayo y contará con numerosas actividades; rutas ornitológicas guiadas, exposiciones, talleres infantiles... En el enlace siguiente podéis encontrar más información sobre este atractivo festival; http://festivaldelasavescaceres.gobex.es/es/index.html





martes, 5 de mayo de 2015

alburquerque. badajoz.


La verdad es que después de ver el documental Esta es mi tierra-Alburquerque: nostalgia en blanco y negro, poco se puede decir de esta hermosa localidad. Por eso os animo a que pinchéis el enlace anterior y dediquéis un poco de vuestro tiempo a este documental, en el cual el escritor Luis Landero describe con gran sencillez el pueblo donde nació y donde pasó su infancia.

Mientras os decidís puedo contaros a los que nunca habéis estado en Alburquerque que es Conjunto Histórico Artístico y que el mayor atractivo que presenta es el castillo de Luna, una extraordinaria fortaleza que cuenta con gran parte de los elementos constructivos con que los señores feudales dotaban a este tipo de edificios. Así, durante la interesante visita guiada que se puede hacer por su interior tuvimos la oportunidad de ver y fotografiar elementos defensivos como puentes levadizos, troneras o matacanes así como otros elementos concebidos para distinto fin, entre los que encuentran aljibes, cocinas, mazmorras y otras dependencias... 

En los momentos de mayor esplendor el recinto defensivo de Alburquerque, según las mediciones que he podido hacer ayudándome de las fotografías aéreas y herramientas que ofrece el Sig-Pac, ocuparía una superficie aproximada de 9-10 has, mientras que el perímetro amurallado alcanzaría una longitud de 1,2 km. De este gran complejo amurallado todavía se conservan varios torreones y dos puertas, la Puerta de Valencia y la Puerta de la Villa. Algunas fuentes aseguran que en en algún momento el conjunto llegó a tener cuatro recintos amurallados.

Ortofotografía en la que se puede apreciar perfectamente el recinto
amurallado que acogía la villa, la impresionante mole pétrea del castillo
y los baluartes construidos con motivo de las guerras hispano-portuguesas.

En el interior de ese amplio recinto, al amparo de sus murallas, se cobijaba la antigua y primitiva villa, declarada Conjunto Histórico Artístico y conocida actualmente como Villa Adentro. Muchas de las casas de este barrio situado intramuros cuentan con interesantes portadas ojivales. Desde mi punto de vista destacan especialmente la Iglesia del Mercado y las tumbas antropomorfas situadas en el exterior del lado norte de esta iglesia.

Iglesia de Santa María Mercado, construida intramuros del
recinto entre los siglos XIII y XV.

La Villa Adentro, barrio medieval que conserva muestras  arquitectónicas
de gran interés.

El castillo propiamente dicho, entendido como el lugar donde vivía el señor acompañado de las personas más cercanas, fue levantado sobre el punto más elevado, ocupando una superficie estimada de 0.5 ha. Como en la inmensa mayoría de las fortalezas medievales, la torre del Homenaje era el elemento más importante y el más protegido. Esta, además, presenta la singularidad de estar unida a otra torre de menor tamaño mediante un gran arco gótico que contaba con un puente levadizo de madera.

Castillo de Luna. 
Torre del Homenaje y arco gótico, construido para
unir esta torre con otra de menor tamaño , mediante
un puente levadizo.
Matacán y ventanas con arcos polilobulados.

Una fortaleza grandiosa, como se puede apreciar en las imágenes, desde la que se puede divisar una esplendido panorama pero también pequeños detalles como las marcas que los canteros dejaron talladas en la piedra, las troneras coronadas por la cruz o las medias lunas que con tanta frecuencia aparece a lo largo y ancho de la fortaleza. No olvidemos que el noble Avaro de Luna, de cuyo apellido toma nombre el castillo, fue uno de los personajes que más impulso dio a la construcción de la elevada mole...