No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

viernes, 19 de julio de 2019

esgrafiados. "superficie di sacrificio".

Si nadie lo remedia, muchos de los esgrafiados todavía existentes en fachadas e interiores de ciertos castillos, iglesias y palacios cacereños, desaparecerán en los próximos años. Sin embargo, cuando estas formas decorativas fueron concebidas y realizadas, sus creadores ya eran conscientes de su fragilidad y de su corta vida. Como se puede leer en el artículo "Esgrafiados, encintados y enjalbegados renacentistas en torno al curso medio-bajo del río Tagia" (Francisco Sanz Fernández), desde antiguo eran considerados por algunos autores como una "superficie di sacrificio", pues estaban condenados a desaparecer ante los efectos de los elementos meteorológicos. 

Esto, lamentablemente, es fácil de observar en muchos de los esgrafiados, a través de los cuales podemos comprobar que el tiempo, las desamortizaciones, las guerras, el abandono y la climatología han jugado en contra de muchas de estas obras de arte, algunas de los siglos XV, XVI y XVII. Así ocurre, por ejemplo, en el castillo de Belvis de Monroy, en el interior de las ruinas del convento de San Joaquín (Santa Cruz de la Sierra) o en la ermita del Santo Cristo de Talaván.

Castillo de Belvis de Monroy.
Emita del Santo Cristo. Talaván
Convento de San Joaquín. Santa Cruz de la Sierra. 
Palacio de los Pizarro. Conquista de la Sierra. 


Afortunadamente, la técnica de los esgrafiados es una técnica viva que se utiliza todavía para adornar y proteger fachadas en algunos pueblos de Caceres, entre los que destaca Valdefuentes. Al recorrer la geografía de la provincia cacereña podemos encontrar por tanto numerosos esgrafiados, nuevos y antiguos, de diferentes tipologías y con distintos motivos que, a primera vista, los profanos en la materia no sabemos diferenciar. Una lectura detenida al completo articulo citado anteriormente, me ha permitido ordenar algunos de los esgrafiados que he podido fotografiar, de acuerdo a la clasificación que establece.


Iglesia de San Pedro. Benquerencia. Cáceres. Esgrafiado de trama rectangular 
y cuadrangular con encintado simple o doble. 
 Benquerencia. Cáceres. Esgrafiado de trama rectangular 
y cuadrangular con encintado simple o doble. 
Benquerencia. Cáceres. Esgrafiado con trama romboidal,
en punta de diamante y de octógonos o círculos entrelazados.
Valdefuentes. Cáceres. Esgrafiado con trama romboidal,
en punta de diamante y de octógonos o círculos entrelazados.
Iglesia de Santo Domingo. Esgrafiados con motivos heráldicos, vegetales,
animalísticos y seres antropomorfos y fantásticos. 
Castillo de Belvis de Monroy.  Esgrafiados con motivos heráldicos,
vegetales,animalísticos y seres antropomorfos y fantásticos. 
Iglesia de Ntra. Sra de la Asunción.  Jaraicejo.
Esgrafiados con motivos heráldicos, vegetales,
animalísticos y seres antropomorfos y fantásticos. 
Castillo de Belvís de Monroy  Esgrafiados con motivos heráldicos,
vegetales,
animalísticos y seres antropomorfos y fantásticos. 
Iglesia de Santo Domingo. Trujillo.  Esgrafiados que reproducen 
arquitecturas.
Iglesia de Santo Domingo. Trujillo.  Esgrafiados que reproducen 
arquitecturas.

1 comentario: