No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

martes, 10 de enero de 2012

presa del paredón. campanario. badajoz.



Aunque comunmente se afirma que la presa del Paredón fue construida por los romanos, no existen en realidad datos ni estudios sobre este hecho, solo la existencia en las cercanías de algún poblamiento de esa época. En opinión de Luis G. Guisado López y Manuel Soto Gálvez (Los Molinos de La Serena: La Cuenca del Molar I y II "esta presa responde a las características de las Presas Antiguas Extremeñas estudiadas por J.A. García-Diego (1979): planta quebrada con tramos curvos y rectos, existencia de contrafuertes, etc." Por tanto el Paredón se levantaría entre los siglos XVI y XVIII. Pocos datos más he podido encontrar...

Lo que si está claro es que la función para la que se creó esta presa fue la de embalsar agua para mover las piedras volanderas de los numerosos molinos que posteriormente se construirían aguas abajo, a lo largo del arroyo del Molar. Algunos de estos molinos, según los autores citados, han estado en marcha hasta no hace muchas décadas. Es el caso del llamado Molino del Paredón, adosado a la presa, en cuyo interior aún se pueden observar las enormes muelas o piedras de moler. O del molino conocido como el Molinillo, situado muy cerca de la presa y también abandonado.

Desagüe del Molinillo.


Interior del molino adosado a la presa.


Aspecto externo del molino.

Cauce del arroyo del Molar y muros de encauzamiento.

Es una pena, pero todo el conjunto se halla muy deteriorado, invadido por la maleza y por grandes árboles que bajo la pared han encontrado la humedad óptima y la protección necesaria para su desarrollo. Esta vegetación, además de entorpecer la visión completa de la presa y del molino, está perjudicando la conservación de una notable obra de ingeniería antigua y de una importante muestra de un modo de vida en esta comarca.

Si os interesa este tema no dejéis de leer los artículos Los Molinos de La Serena: La Cuenca del Molar I y II. (Luis G. Guisado López y Manuel Soto Gálvez). En ellos encontraréis una amena descripción de los molinos hidráulicos situados a lo largo del arroyo del Molar y del funcionamiento de estos molinos.

http://www.molinosdeextremadura.com/Los%20molinos%20de%20La%20Serena.%20La%20cuenca%20del%20Molar%20(I).pdf

http://www.molinosdeextremadura.com/Los%20molinos%20de%20La%20Serena.%20La%20cuenca%20del%20Molar%20(II).pdf

5 comentarios:

  1. Hola Jesús!

    Has hecho un buen trabajo. Buenas imágenes acompañadas de una magnífica documentación.

    En una de ellas se puede apreciar como pasa un tren por sus inmediaciones por lo que los pasajeros que viajen en él pueden observar esta presa.

    Me he fijado en el detalle del tren porque mayormente viajo en tren y me gusta ir siempre mirando por la ventanilla.

    Que tengas una buena semana!

    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Esa es una buena costumbre, Ventana, la de viaajr en tren, (pero cada vez menos utilizada, al menos por aquí). La verdad es que por aquí el tren es poco utilizado por que es un desastre. ¿o es un desastre por que se utiliza poco?

    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con el estado de abandono que reflejan las fotografías, abandono que, por desgracia, sufren numerosas obras arquitectónicas y vestigios culturales de nuestra querida Extremadura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sobre ese asunto tendriamos para escribir un libro.

    Saludos y hasta pronto, Josito.

    ResponderEliminar